La mejor terapia: escucharles

Muy buenas y bienvenidos una vez más al blog.

Hoy os traemos un post un poquito diferente, y es que al final, siempre parece que contemos más o menos lo mismo. Las actividades que realizamos, como las realizamos, y poco más. Así que hoy queremos ir un poquito más allá, y queremos contaros la importancia que tiene para nosotros, como profesionales, dar voz a aquellas peticiones por parte de los residentes de la Residencia Geriátrica El Paular, y la importancia de tener en cuenta sus peticiones.

Y es que, en Perros Terapéuticos nos encanta pensar bien qué actividades vamos a llevar a cabo y con qué fines. Pero no debemos olvidar la gran importancia que tiene de hacer partícipes a los usuarios, es decir, escuchar su opinión y preguntarles qué tipo de actividades prefieren o qué tipo de actividades les gustaría hacer. Muchas veces ellos mimos son quienes valoran nuestras actividades. Nos dicen si les gustan o no, si les motiva, si les hace olvidar aquellos problemas que tenían en mente al principio de sesión, si ven sus beneficios, etc.

Nos gusta darle voz, y lo que más nos gusta es hacer realidad aquellas peticiones que se hacen por grupo.

Pues bien, aquí os traemos la actividad que nos pidieron. Para nuestra sorpresa, las actividades que más les gustan están relacionadas con la pintura. Nos contaban que les encanta cada vez que llevamos un dibujo de Nana al que ellos tienen que dar color. Así que, sus deseos son órdenes.

No podemos olvidar el lado profesional, es decir, la parte donde como Terapeuta debo proponer unos objetivos y debo crear una actividad que, aunque sea sobre pintura, esté relacionada con el perro, mas particularmente con Nana. Así que les trajimos un par de dibujos preciosos donde aparecía, por un lado, un labrador en un prado y por otro un labrador con una niña.

La actividad consiste en describir aquello que ven en cada uno de los dibujos. Deben identificar a la perrita en el dibujo y relacionarla con Nana. Una vez describen los dos dibujos eligen cuál de los dos les gustaría más realizar. Obviamente, deben pintar a la perrita del dibujo fijándose en las características de Nana (color de su pelo, ojos, lengua, collar etc.).

Ya os contamos en un post, las múltiples y variadas capacidades que se desarrollan con la pintura, como la paciencia, la atención, la concentración y expresión.

Con la pintura se estimulan ambos hemisferios del cerebro, se estimula el lado lógico y racional junto con el lado creativo y de las emociones. Por lo tanto, al pintar se estimula la imaginación y se hace trabajar al cerebro por completo.

Mientras se están pintando, están concentrados en ello, por lo tanto, se olvidan de todo lo de alrededor, de los problemas, de los dolores físicos, como os comentábamos al principio.

Los utensilios utilizados son finos, y el manejo de esto y que salgan los trazos deseados, hacen que haya que combinar con destreza tanto los músculos, como los huesos y los nervios, para así producir finos movimientos. El agarre y manejo del lápiz ayuda a mejorar y controlar los movimientos de la mano, del brazo, y todas las conexiones con el cerebro.

 

Nos encanta verles concentrados, atentos, contentos, trabajando por equipos y prestándose el material de unos a otros, estableciendo nuevas relaciones.

Son objetivos más que observables en el momento. Y lo más importante, es que todos lo intentan, cada uno a su ritmo.

 

Alexandra López

Terapeuta Ocupacional / Profesora de PT

Asociación Perros Terapéuticos

www.perrosterapeuticos.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *